Ecografía

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 02/2017

Una ecografía se puede utilizar para encontrar un tumor. También puede ayudar a un médico a realizar una biopsia (en inglés) debido a que muestra la ubicación exacta del tumor en el cuerpo. Una biopsia es la extirpación de una cantidad pequeña de tejido para examinarla.

¿Cómo funciona una ecografía?

Una ecografía, también llamada sonografía o ultrasonografía, es una prueba por imágenes. Utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para producir imágenes de los órganos internos. Las ondas de sonido tocan los órganos y rebotan a un dispositivo denominado transductor. El transductor las convierte en imágenes que el médico puede examinar en una computadora.

Las ondas de sonido resuenan de forma distinta cuando rebotan en tejido anormal y en tejido sano. Esto ayuda al médico a detectar un posible tumor.

¿Quién realiza mi ecografía?

La ecografía puede realizarse en un consultorio médico o en un hospital. 

La prueba por lo general la realiza un técnico en ecografía. El técnico en ecografía también se denomina ecografista. Esta persona está especialmente capacitada para usar el ecógrafo.

Un radiólogo interpreta los resultados de una ecografía. Un radiólogo es un médico que se especializa en utilizar pruebas por imágenes para diagnosticar enfermedades.

Cómo prepararse para una ecografía

Cuando programe la ecografía, recibirá instrucciones específicas.

Cómo debe prepararse para una ecografía depende de la parte del cuerpo que será examinada. Por ejemplo, estas son posibles instrucciones para una ecografía de ciertas partes del abdomen:

  • Consumir alimentos sin grasa la noche anterior

  • Evitar comer o beber nada durante 12 horas antes

  • Beber un cuarto de galón de agua una hora antes y mantener la vejiga llena

A veces, la preparación es tan simple como usar ropa suelta y cómoda para asistir a la cita.

Además, consulte con su proveedor de seguros con anticipación. Averigüe si el costo de la prueba estará cubierto y si usted debe pagar parte de él.

Una vez que llegue al consultorio médico o al hospital, se le solicitará que firme un formulario de consentimiento. El formulario de consentimiento declara que usted comprende los beneficios y los riesgos de someterse a la prueba.

Hable con su médico sobre cualquier inquietud que tenga sobre la ecografía.

Durante la prueba

Cuando llegue para realizarse la ecografía, se quitará parte de la ropa o toda ella. Esto depende de qué parte del cuerpo se necesita examinar. En algunos casos, se colocará una bata de hospital. También es posible que deba quitarse las alhajas.

Se recostará en una mesa de exploración junto al ecógrafo. El ecógrafo incluye una computadora, una pantalla y un transductor. El transductor es un dispositivo portátil que está conectado al ecógrafo mediante un cable extenso.

El técnico en ecografía esparcirá un gel en la piel sobre la parte del cuerpo que se examinará. El gel ayuda a eliminar las bolsas de aire entre el transductor y la piel. Esto permite que la ecografía produzca mejores imágenes.

Luego, el técnico presionará el transductor firmemente sobre el gel y lo moverá de un lado a otro. La pantalla mostrará imágenes de los órganos y los vasos sanguíneos. El técnico usará la computadora para guardar las imágenes durante la prueba.

Deberá quedarse quieto durante la ecografía. Es posible que el técnico le solicite que retenga la respiración durante varios segundos por momentos. Además, es posible que deba cambiar su posición en la mesa.

En algunos casos, el transductor está conectado a una sonda lubricada. El técnico introduce cuidadosamente la sonda en el cuerpo. Por ejemplo, la sonda se puede introducir en el recto de un hombre para ver la próstata. O bien, se puede introducir en la vagina de una mujer para ver el útero o los ovarios.

Las ecografías generalmente no producen dolor. Sin embargo, puede sentir cierta molestia cuando se presiona el transductor en el cuerpo. En especial, cuando debe tener la vejiga llena.

La prueba puede durar de 20 a 60 minutos. El tiempo depende de la parte del cuerpo que se examina.

Al finalizar, un radiólogo puede ingresar a la sala de examen para revisar las imágenes.

Después de la prueba

Una vez finalizado el procedimiento, el técnico le limpiará el gel del cuerpo. Luego, se podrá vestir.

Después de la ecografía, puede regresar a sus actividades habituales. Esto incluye conducir.

Si los resultados de la prueba muestran algo preocupante, es posible que deba realizarse otras pruebas. Estas pruebas proporcionarán más información.

Preguntas para hacerle a su médico

Antes de realizarse una ecografía, tenga en cuenta hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué sucederá durante la ecografía?

  • ¿Quién realizará la ecografía?

  • ¿El radiólogo está certificado por la Junta Americana de Radiología?

  • ¿Cuánto tiempo requerirá el procedimiento?

  • ¿Con qué exactitud una ecografía puede detectar el cáncer?

  • ¿Cuándo conoceré los resultados? ¿Cómo los conoceré?

  • ¿Quién me explicará los resultados?

  • ¿Qué otras pruebas deberé realizarme si la ecografía detecta evidencia de cáncer?

Más información

Pruebas y procedimientos

¿Qué es el cáncer? (en inglés)

Recursos adicionales

Biblioteca Nacional de Medicina (National Library of Medicine): Ecografía

RadiologyInfo.org: Ecografía general