Cómo enfrentar el miedo a la recurrencia

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 01/2019

Tras la finalización del tratamiento, una de las inquietudes más frecuentes que tienen los supervivientes es que el cáncer reaparezca. El temor a la recurrencia es muy real y completamente normal. Si bien no puede controlar si el cáncer vuelve a aparecer, puede controlar en qué medida el temor de recurrencia le afecta la vida.

Consejos para enfrentar el miedo a la recurrencia

Vivir con incertidumbre nunca es fácil. Es importante recordarse a sí mismo que el miedo y la ansiedad son una parte normal de la sobrevivencia. Preocuparse porque el cáncer vuelva a aparecer en general es una sensación más fuerte el primer año después del tratamiento. Esta preocupación en general mejora con el tiempo.

Aquí hay algunas ideas para ayudarlo a enfrentar el temor a la recurrencia:

Reconozca las emociones. Muchas personas intentan ocultar o ignorar sensaciones "negativas" como miedo y ansiedad. Ignorarlas solo permite intensificarlas y dejar que se conviertan en sensaciones más abrumadoras. A menudo, es beneficioso hablar sobre los miedos con un amigo, familiar o profesional de salud mental en el que confíe. Hablar en voz alta acerca de sus inquietudes puede ayudarlo a determinar los motivos de sus temores. Esto puede incluir miedo a tener que repetir el tratamiento contra el cáncer, perder el control de su vida o enfrentar la muerte. También puede intentar escribir sus pensamientos.

No ignore sus temores. Decirse a sí mismo que no debe preocuparse o criticarse por tener miedo no hará que estos sentimientos desaparezcan. Acepte que experimentará cierto miedo y enfóquese en maneras de controlar la ansiedad. Tenga en cuenta que su ansiedad puede aumentar temporalmente en momentos concretos. Estos pueden incluir citas de atención de seguimiento, el aniversario de su diagnóstico o el diagnóstico de cáncer de otra persona. En ocasiones, quizás lo que le preocupe sea improbable. Hablar con su equipo de atención médica puede ayudarlo a determinar si sus miedos son probables.

No se preocupe solo. A muchos supervivientes de cáncer les resulta útil unirse a un grupo de apoyo. Los grupos de apoyo ofrecen la oportunidad de compartir los sentimientos y los miedos con otras personas que lo entienden. También le permiten intercambiar información práctica y sugerencias útiles. La experiencia grupal, a menudo, crea un sentido de pertenencia que ayuda a los supervivientes a sentirse menos solos y más comprendidos.

Reduzca el estrés. Encontrar maneras de controlar el estrés (en inglés) lo ayudará a disminuir su nivel general de ansiedad. Busque maneras diferentes de reducir el estrés para descubrir qué es lo mejor para usted. Estas pueden incluir:

  • Pasar tiempo con familiares y amigos

  • Centrarse en pasatiempos y otras actividades que disfruta

  • Dar un paseo, meditar o disfrutar de un baño

  • Hacer ejercicio periódicamente

  • Leer un libro divertido o ver una película graciosa

Manténgase bien informado. La mayoría de los tipos de cáncer tienen un patrón predecible de recurrencia. Pero nadie puede decirle exactamente qué sucederá en el futuro. Un profesional de atención médica que conozca sus antecedentes médicos podrá informarle sobre las probabilidades de que su cáncer reaparezca. También puede decirle a qué síntomas hay que prestar atención. Saber qué esperar puede ayudarlo a dejar de preocuparse por que cada molestia o dolor signifique la reaparición del cáncer. Si presenta un síntoma que no desaparece o que empeora, hable con su equipo de atención médica.

Hable con su equipo de atención médica sobre la atención de seguimiento. Un objetivo de la atención de seguimiento es controlar la recurrencia del cáncer. Su plan de atención de seguimiento puede incluir exámenes físicos periódicos y/o pruebas médicas para controlar su recuperación. Tener un programa regular de visitas de seguimiento puede brindar una sensación de control a los supervivientes. Encuentre más información sobre la elaboración de un plan de atención de sobrevivencia (en inglés).

Haga elecciones saludables. Los hábitos saludables como consumir comidas nutritivas, hacer ejercicio con regularidad, y descansar lo suficiente ayudan a las personas a sentirse mejor tanto física como emocionalmente. Evitar los hábitos poco saludables, como fumar y beber en exceso, ayuda a las personas a sentir que tienen más control sobre su salud. Lea más sobre cómo vivir saludable después del cáncer.

Cuando necesite más ayuda

Es posible que se sienta abrumado por el miedo o la ansiedad incluso a pesar de sus mejores esfuerzos para hacer frente a la situación. Las siguientes sensaciones pueden indicar ansiedad o depresión más serias:

  • Preocupación o ansiedad que se interponen en sus relaciones y actividades diarias, o le impiden asistir a las citas de atención de seguimiento

  • Sensación de desesperanza respecto del futuro

  • Tener problemas para dormir o comer bien

  • No participar en actividades que solía disfrutar

  • Tener problemas para concentrarse o tomar decisiones

  • Sensación de que no tiene nada por lo que esperar

  • Ser inusualmente olvidadizo

Si le preocupa algún punto de esta lista, hable con su equipo de atención médica. También es posible que desee considerar la posibilidad de recibir apoyo psicológico.

Recursos relacionados

Qué es una recurrencia del cáncer

Líneas de ayuda por teléfono y correo electrónico (en inglés)

Qué sigue después de que el tratamiento ha terminado: Preguntas y respuestas con un experto (en inglés)

Más información

National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer): Siga adelante: La vida después del tratamiento contra el cáncer

American Cancer Society (Sociedad Americana Contra el Cáncer): Recurrencia del cáncer