Cáncer de útero: Factores de riesgo y prevención

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 06/2017

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información sobre los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer. Use el menú para ver otras páginas.

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Si bien los factores de riesgo con frecuencia influyen en el desarrollo del cáncer,
la mayoría no provoca cáncer de forma directa. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que otras personas sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen. Conocer los factores de riesgo y hablar con el médico al respecto puede ayudarla a tomar decisiones más informadas sobre las opciones de estilo de vida y atención médica.

Los siguientes factores pueden elevar el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de útero:

  • Edad. El cáncer de útero se manifiesta más a menudo en mujeres de más de 50 años; la edad promedio es 60.

  • Obesidad. El tejido adiposo en mujeres con sobrepeso produce estrógeno adicional, una hormona sexual que puede aumentar el riesgo de cáncer de útero. Este riesgo aumenta con un aumento del índice de masa corporal (IMC), que es la relación entre el peso y la estatura de una persona. Alrededor del 40 % de los casos de cáncer de útero están vinculados con la obesidad.

  • Raza. Las mujeres blancas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de útero que las personas de otras razas/etnias. Sin embargo, las mujeres negras tienen una probabilidad más alta de desarrollar cáncer avanzado. Las mujeres negras e hispanas también tienen un mayor riesgo de desarrollar tumores agresivos.

  • Genética. El cáncer de útero puede transmitirse de forma hereditaria si el cáncer de colon es hereditario. Por ejemplo, las mujeres en familias con síndrome de Lynch, también llamado cáncer de colon hereditario sin poliposis (hereditary non-polyposis colorectal cancer, HNPCC), tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de útero. Se recomienda que todas las mujeres menores de 60 años con cáncer endometrial evalúen su tumor para detectar el síndrome de Lynch, incluso si no tienen antecedentes familiares de cáncer de intestino u otros cánceres. La presencia del síndrome de Lynch tiene implicancias importantes para las mujeres y sus familiares. Aproximadamente, entre el 2 % y el 5 % de las mujeres con cáncer endometrial tienen síndrome de Lynch. En los Estados Unidos, aproximadamente entre 1000 y 2500 mujeres diagnosticadas con cáncer endometrial cada año pueden tener esta afección genética. Obtenga más información sobre el síndrome de Lynch (en inglés).

  • Diabetes. Las mujeres pueden tener un aumento en el riesgo de desarrollar cáncer de útero si tienen diabetes, que a menudo está relacionada con la obesidad (consulte más arriba).

  • Otros cánceres. Las mujeres que han tenido cáncer de mama, cáncer de colon o cáncer de ovario tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de útero.

  • Tamoxifeno. Las mujeres que toman el fármaco tamoxifeno (Nolvadex) para prevenir o tratar el cáncer de mama tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de útero. En general, los beneficios de tamoxifeno superan el riesgo de desarrollar cáncer de útero, pero todas las mujeres a las que les recetaron tamoxifeno deben analizar los beneficios y riesgos con sus médicos.

  • Radioterapia. Las mujeres que se han sometido previamente a radioterapia para otro cáncer en el área pélvica, que es la parte inferior del abdomen entre los huesos de la cadera, tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de útero.

  • Alimentación. Las mujeres que comen alimentos con alto contenido de grasa animal pueden tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de útero.

  • Estrógeno. La exposición extendida al estrógeno y/o un desequilibrio de estrógeno están relacionados con muchos de los siguientes factores de riesgo:

    • Las mujeres que comenzaron a tener su período antes de los 12 años y/o atraviesan la menopausia más tarde en la vida. Obtenga más información sobre la menopausia y el riesgo de cáncer (en inglés).

    • Las mujeres que toman la terapia de reemplazo hormonal (hormone replacement therapy, HRT), especialmente si están tomando solo estrógeno. El riesgo es menor para las mujeres que toman estrógeno con progesterona, que es otra hormona sexual.

    • Las mujeres que nunca han estado embarazadas.

Prevención

Diferentes factores contribuyen con los diferentes tipos de cáncer. Los investigadores continúan investigando qué factores aumentan el riesgo para este tipo de cáncer. Si bien no existe una forma comprobada de prevenir por completo esta enfermedad, tal vez pueda reducir el riesgo. Hable con su médico para obtener más información sobre su riesgo personal de presentar cáncer.

Las investigaciones han demostrado que ciertos factores pueden disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de útero:

  • Tomar píldoras anticonceptivas. Las píldoras anticonceptivas tienen una combinación de estrógeno y progesterona que se toman en ciclos para producir un período menstrual mensual, que reduce el riesgo de un crecimiento excesivo del endometrio, especialmente cuando se toman durante un largo tiempo.

  • Usar un dispositivo intrauterino (DIU) que libere progesterona, que es un método anticonceptivo.

  • Tener en cuenta el riesgo del cáncer de útero antes de comenzar con la HRT, especialmente la terapia de reemplazo de estrógeno solamente. Usar una combinación de estrógeno y progesterona para la HRT puede ayudar a disminuir el riesgo.

  • Mantener un peso corporal saludable.

  • Si tiene diabetes, el buen manejo de la enfermedad, como el control habitual de los niveles de glucosa sanguínea, pueden reducir el riesgo.

La siguiente sección de esta guía es Síntomas y signos. Explica los cambios en el cuerpo o los problemas médicos que puede provocar esta enfermedad. Puede usar el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.