Cáncer de vejiga: Síntomas y signos

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 10/2017

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información sobre los cambios en el cuerpo y otras cosas que pueden indicar un problema que puede requerir atención médica. Use el menú para ver otras páginas.

Las personas con cáncer de vejiga pueden experimentar los siguientes síntomas o signos. A veces, las personas con cáncer de vejiga no manifiestan ninguno de estos cambios. O bien la causa de estos síntomas puede ser otra afección médica diferente que no sea cáncer.

  • Sangre o coágulos de sangre en la orina.

  • Dolor o sensación de ardor al orinar.

  • Micción frecuente.

  • Necesidad de orinar muchas veces durante la noche.

  • Necesidad de orinar pero imposibilidad para hacerlo.

  • Dolor en la región lumbar de un lado del cuerpo.

En general, el cáncer de vejiga se diagnostica después de que una persona le informa a su médico que tiene sangre en la orina, lo que también se conoce como hematuria. La hematuria gruesa significa que hay suficiente sangre presente en la orina como para que el paciente pueda verla. También es posible que haya pequeñas cantidades de sangre en la orina que no se pueden ver. Esto se conoce como hematuria microscópica y solo se puede detectar con un análisis de orina.

Los análisis de orina generales no se utilizan para realizar un diagnóstico específico de cáncer de vejiga porque la hematuria podría ser signo de muchas otras afecciones que no son cáncer, como infección o cálculos renales. Un tipo de análisis de orina que puede detectar si hay presencia de cáncer es el análisis citológico; un análisis mediante el cual la orina se estudia a través de un microscopio para detectar células cancerosas (consulte Diagnóstico  para obtener más información).

Muchas veces, cuando los primeros síntomas de cáncer de vejiga aparecen, el cáncer ya se ha diseminado a alguna otra parte del cuerpo. En este caso, los síntomas dependen del lugar al cual se diseminó el cáncer. Por ejemplo, el cáncer que se ha diseminado a los pulmones puede provocar tos o falta de aire, el que se ha diseminado al hígado puede provocar dolor abdominal o ictericia (color amarillento de la piel y la parte blanca de los ojos) y el que se ha diseminado a los huesos puede provocar dolor óseo o una fractura (hueso roto). Otros síntomas del cáncer de vejiga avanzado pueden incluir dolor en la espalda o la pelvis, pérdida del apetito inexplicable y pérdida de peso.

Si le preocupa algún cambio que ha experimentado, hable con su médico. Su médico le preguntará desde cuándo y con qué frecuencia ha experimentado los síntomas, entre otras preguntas. Esto es para ayudar a detectar la causa del problema, lo que se denomina diagnóstico.

Si se diagnostica cáncer, el alivio de los síntomas sigue siendo un aspecto importante de la atención y del tratamiento para el cáncer. Esto también puede denominarse manejo de los síntomas, cuidados paliativos o atención de apoyo. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre los síntomas que experimenta, incluido cualquier síntoma nuevo o cambio en los síntomas.

La siguiente sección de esta guía es Diagnóstico. Explica qué pruebas pueden ser necesarias para obtener más información sobre la causa de los síntomas. Puede usar el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.