Tumores en la glándula pituitaria: Atención de seguimiento

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 04/2021

EN ESTA PÁGINA: leerá acerca de su atención médica después de finalizar el tratamiento del tumor y la importancia de este tipo de atención de seguimiento. Use el menú para ver otras páginas.

La atención de las personas que recibieron un diagnóstico de tumor de la glándula pituitaria no finaliza cuando ha terminado el tratamiento activo. El equipo de atención médica seguirá verificando que el tumor no haya regresado, manejará cualquier efecto secundario y monitoreará su salud general. Esto se denomina atención de seguimiento.

Su atención de seguimiento puede incluir exámenes físicos regulares, pruebas médicas o ambas cosas. Los médicos querrán hacer un seguimiento de su recuperación durante los meses y años venideros. Una vez que se realice la cirugía para extirpar el tumor de la glándula pituitaria, por lo general, el paciente es monitoreado por un endocrinólogo y un neurocirujano. La atención de seguimiento para un tumor de la glándula pituitaria puede incluir análisis habituales para medir los niveles de hormonas y resonancia magnética, que generalmente se realizan una vez al año, para saber qué tan bien actuó el tratamiento. Hable con el médico sobre cualquier síntoma nuevo que experimente. Algunas personas presentan cambios en el estado de ánimo y en la personalidad debido a que los niveles de hormonas no son exactamente correctos.

Los efectos secundarios dependen de diversos factores, incluidos el tamaño del tumor, la duración y la dosis de los tratamientos, y su estado de salud general. Específicamente, el tratamiento de un tumor de la glándula pituitaria puede causar:

  • Fatiga. La fatiga es el agotamiento o cansancio excesivo. Es el problema más frecuente que experimentan las personas con un tumor de la glándula pituitaria. Los pacientes que sienten fatiga a menudo comentan que incluso un esfuerzo pequeño, como cruzar un cuarto, puede ser agotador. Un tumor de la glándula pituitaria puede causar fatiga si disminuye los niveles de cortisol, la hormona tiroidea o la hormona de crecimiento. Los niveles altos de cortisol pueden debilitar los músculos, lo que también puede causar fatiga.

  • Malestar gastrointestinal. Los pacientes que reciben tratamiento con medicamentos como la bromocriptina o la cabergolina para un tumor de la glándula pituitaria que secreta prolactina, conocido como prolactinoma, pueden tener malestar gastrointestinal. Esto, a veces, puede limitar la capacidad del paciente para tomar un medicamento en particular.

  • Cálculos biliares. Las personas que reciben tratamiento por un exceso de hormona de crecimiento pueden desarrollar cálculos biliares, que son formaciones semejantes a una piedra compuestas de colesterol y sales biliares en la vesícula biliar o los conductos biliares. Por lo tanto, las personas que reciben este tratamiento deben ser monitoreadas para detectar cálculos biliares durante todo el tratamiento.

  • Problemas de visión. Los cambios en la visión son un efecto secundario frecuente. Si la visión empeora, es posible que el tumor esté creciendo nuevamente. Por este motivo, es importante realizarse exámenes oculares de forma periódica.

Obtenga más información sobre la importancia de la atención de seguimiento.

Detectar una recurrencia

Un objetivo de la atención de seguimiento es controlar si hay una recurrencia, lo que significa que el tumor ha regresado. Un tumor vuelve a aparecer porque algunas áreas pequeñas de células tumorales pueden permanecer sin detectarse en el cuerpo. Con el tiempo, la cantidad de estas células puede incrementarse hasta que se muestran en los resultados de las pruebas o causan signos o síntomas.

Como la mayoría de los tumores de la glándula pituitaria no son cancerosos, en general, estos tumores no se diseminan a otras partes del cuerpo. Sin embargo, la mayoría de las personas tratadas por un tumor de la glándula pituitaria necesitan pruebas de seguimiento periódicas para asegurarse de que el tumor no haya vuelto a aparecer.

Además, los pacientes pueden estar en riesgo de desarrollar otros tipos de cáncer. Por ejemplo, los pacientes con demasiada cantidad de hormona de crecimiento tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon o cáncer de tiroides, pero solo si el tumor no se eliminó por completo durante la cirugía y los niveles de la hormona de crecimiento todavía son altos. Las personas con síndrome de MEN1 (en inglés) o complejo de Carney necesitan pruebas de detección habituales para otros tumores asociados con esas afecciones.

La anticipación antes de someterse a una prueba de seguimiento o esperar los resultados de una prueba puede aumentarle el estrés a usted o a un familiar. Esto a veces se llama “ansiedad ante las pruebas”. Obtenga más información sobre cómo sobrellevar este tipo de estrés.

Cómo manejar los efectos secundarios a largo plazo y tardíos

La mayoría de las personas esperan tener efectos secundarios cuando reciben un tratamiento. Sin embargo, con frecuencia es sorprendente para los sobrevivientes que algunos efectos secundarios puedan persistir después del período de tratamiento. Estos efectos se denominan efectos secundarios a largo plazo. Otros efectos secundarios denominados efectos tardíos pueden desarrollarse meses o incluso años después. Los efectos a largo plazo y tardíos pueden incluir tanto cambios físicos como emocionales.

Las personas con cambios de la visión pueden necesitar alojamiento especial después del tratamiento. Los estudios demuestran que las personas con enfermedad de Cushing se ven más afectadas después del tratamiento, principalmente debido a que también están más afectadas antes del tratamiento, lo que significa que a menudo la recuperación es más prolongada. Algunas personas con demasiada cantidad de prolactina u hormona de crecimiento también pueden verse significativamente afectadas.

La radioterapia puede tener efectos tardíos, en particular, la disminución de la producción de hormonas de la glándula pituitaria. Estos efectos tardíos pueden tardar de 5 a 7 años en desarrollarse, pero no se producen en todos los pacientes. Hable con su médico acerca de los síntomas o signos a los que debe prestar atención durante la recuperación a largo plazo.

Hable con su médico sobre el riesgo de presentar dichos efectos secundarios según el tipo de tumor, su plan de tratamiento individual y su salud general. Si le realizaron un tratamiento del cual se sabe que causa efectos tardíos específicos, es posible que se le realicen determinados exámenes físicos, exploraciones o análisis de sangre para ayudar a identificarlos y manejarlos.

Mantenimiento de registros de salud personales

Usted y su médico deben trabajar en conjunto para desarrollar un plan de atención de seguimiento personalizado. Asegúrese de consultar sobre cualquier inquietud que tenga en relación con su salud física o emocional futura. La American Society of Clinical Oncology ofrece formularios para ayudar a llevar un registro del tratamiento que recibió y desarrollar un plan de atención de sobrevivencia (en inglés) al finalizar el tratamiento.

Este también es un buen momento para hablar con su médico sobre quién dirigirá su atención de seguimiento. Algunos sobrevivientes siguen viendo al especialista, mientras que otros vuelven a la atención del médico general u otro profesional de atención médica. Esta decisión depende de varios factores, incluidos el tipo de tumor, los efectos secundarios, las reglas del seguro médico y sus preferencias personales.

Si un médico que no participó directamente en su tratamiento de la glándula pituitaria dirigirá su atención de seguimiento, asegúrese de compartir su resumen de tratamiento y los formularios del plan de cuidados para sobrevivientes con él/ella, y con todos los futuros proveedores de atención médica. Los detalles sobre su tratamiento son muy valiosos para los profesionales de atención médica que cuidarán de usted durante toda su vida.

La siguiente sección de esta guía es Sobrevivencia. Describe cómo sobrellevar los desafíos cotidianos que se plantean después de un diagnóstico. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.