Ascitis o líquidos en el abdomen

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 06/2021

La ascitis es la acumulación de líquido en la cavidad abdominal. El peritoneo es una membrana que rodea los órganos del interior del abdomen que produce líquido ascítico. Este líquido es normal en el cuerpo, pero el cáncer puede provocar que el peritoneo produzca demasiada cantidad de este líquido. Esto se denomina “ascitis maligna” y a menudo es un signo de cáncer avanzado.

¿Qué causa la ascitis?

Un cáncer que se ha extendido al revestimiento de los órganos del interior del abdomen causa la ascitis maligna. También puede ocurrir cuando el cáncer se extiende al hígado. Es más probable que desarrolle ascitis si tiene uno de estos tipos de cáncer:

  • Cáncer de mama

  • Cáncer de colon

  • Cáncer del tracto gastrointestinal, como el cáncer de estómago y de intestinos

  • Cáncer de ovario o cáncer de trompas de Falopio

  • Cáncer de páncreas

  • Cáncer de útero

¿Cuáles son los síntomas de la ascitis?

La ascitis suele causar muchas molestias. Las personas con ascitis pueden tener los siguientes síntomas:

  • Aumento de peso

  • Falta de aliento

  • Hinchazón abdominal

  • Sentirse lleno rápidamente al comer, lo que se denomina saciedad temprana

  • Sensación de saciedad o distensión abdominal

  • Sensación de pesadez

  • Estreñimiento

  • Indigestión, que es un término general para referirse a molestias en la parte superior del abdomen

  • Náuseas o vómitos

  • Cambios en el ombligo

  • Hemorroides, que provocan una hinchazón dolorosa cerca del ano

  • Tobillos hinchados

  • Fatiga

  • Pérdida del apetito

Es importante que informe a su equipo de atención médica si experimenta alguno de estos síntomas. El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y del tratamiento del cáncer. Este tipo de atención se denomina cuidados paliativos o tratamiento de apoyo. Ayuda a alguien, con cualquier tipo o estadio del cáncer, a sentirse mejor.

¿Cómo se diagnostica la ascitis?

Su médico puede usar una o más de las siguientes pruebas para localizar, diagnosticar o planificar el tratamiento de la ascitis:

  • Examen físico

  • Radiografía, que es una imagen del interior del cuerpo

  • Ecografía

  • Tomografía computarizada (TC o TAC), que crea una imagen tridimensional del interior del cuerpo mediante rayos X

  • Paracentesis, que es cuando una aguja extrae líquido del abdomen para realizar pruebas o para aliviar los síntomas

¿Cómo se maneja y trata la ascitis?

El objetivo del tratamiento es proporcionar alivio de los síntomas incómodos. Si la ascitis no le provoca ninguna molestia, es posible que no requiera tratamiento. El tratamiento para la ascitis puede provocar efectos secundarios desagradables. Hable con su médico sobre los riesgos y beneficios de cada opción antes de decidir un plan de tratamiento. Las opciones de tratamiento para la ascitis incluyen:

Cambios en cómo come. Para molestias leves, comer menos sal y beber menos agua u otros líquidos puede ayudar. La sal ayuda al cuerpo a retener el agua. Hacer cambios en la dieta puede ser un desafío para muchas personas. Hable con su equipo de atención médica sobre cómo realizar estos cambios.

Diuréticos. Un diurético es cualquier sustancia que hace que orine con más frecuencia. Esto puede ayudar a reducir la cantidad de líquido acumulado en el abdomen. Los diuréticos se pueden recetar como medicamento. La mayoría de las personas no experimentan efectos secundarios al tomar un diurético, pero puede causar pérdida del sueño, problemas cutáneos, fatiga y presión arterial baja.

Paracentesis. La paracentesis es un procedimiento para extraer el líquido del abdomen. Se utiliza para diagnosticar la causa de la ascitis (consulte más arriba), pero también se utiliza para tratarla. Un médico coloca una aguja conectada a un tubo en el abdomen. El líquido se drena a través de la aguja y dentro del tubo. A menudo, la acumulación de líquido volverá después de un procedimiento de paracentesis. Su equipo de atención médica puede decidir realizar otro procedimiento de paracentesis o puede decidir utilizar un catéter.

Catéter. Se puede utilizar un catéter para drenar el líquido. Un catéter es un tubo fino de plástico que se inserta en el líquido pleural. En su casa, usted o un familiar usa el catéter para drenar el líquido regularmente a una botella, según las indicaciones del equipo de atención médica. En ocasiones, se puede recomendar insertar un catéter dentro del cuerpo para derivar o desviar el líquido del abdomen a otra parte del cuerpo. Esto se denomina derivación o derivación peritoneovenosa.

Tratamiento del cáncer. La cirugía o quimioterapia utilizada para tratar el cáncer a veces también puede aliviar los síntomas de ascitis. Esto se debe a que las células cancerosas dejan de producir tanto líquido.

Control de las molestias. A veces, los problemas causados por la ascitis siguen reapareciendo, incluso con tratamiento. Su equipo de atención médica puede ayudarlo a controlar sus molestias tratando problemas como hinchazón de piernas, estreñimiento, náuseas y problemas respiratorios.

Preguntas para hacerle al equipo de atención de la salud

Considere hacerle a su equipo de atención de la salud estas preguntas sobre la ascitis:

  • ¿Es la ascitis un efecto secundario frecuente del tipo de cáncer que tengo?

  • ¿Cuáles son los signos y síntomas de ascitis que debo tener en cuenta?

  • ¿Necesitaré alguna prueba para diagnosticar ascitis?

  • ¿Qué opciones de tratamiento hay disponibles para los síntomas de ascitis que tengo? ¿Qué plan de tratamiento recomienda?

  • ¿Qué causa la ascitis?

  • ¿Con quién debo hablar sobre cualquier molestia u otros efectos secundarios que experimente?

  • ¿Cómo puedo ponerme en contacto con ellos durante el horario laboral y fuera del horario laboral?

Recursos relacionados

Retención de líquidos o edema

Temor a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento

Más información

Página del paciente de JAMA Oncology: Líquidos en el abdomen o ascitis (en inglés)