Líquido alrededor de los pulmones o derrame pleural maligno

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 09/2019

Un derrame pleural es una acumulación de líquido adicional en el espacio entre los pulmones y la pared torácica. Esta área se denomina espacio pleural. Aproximadamente la mitad de las personas con cáncer desarrolla derrame pleural.

Cuando el cáncer crece en el espacio pleural causa un derrame pleural maligno. Esta afección es un signo de cáncer metastásico, o cáncer que se ha extendido a otras áreas del cuerpo. Las causas frecuentes del derrame pleural maligno son el linfoma y el cáncer de mama, de pulmón y de ovario. Un derrame pleural maligno es tratable. Pero puede ser una afección grave y potencialmente mortal.

Síntomas de derrame pleural

El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y del tratamiento del cáncer. Esto se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que experimente y cualquier cambio en los síntomas.

Las personas con derrame pleural pueden tener los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar

  • Tos seca

  • Dolor

  • Sensación de opresión o peso en el pecho

  • Incapacidad para permanecer acostado

  • Incapacidad de hacer ejercicio

  • Sensación general de malestar

Diagnóstico del derrame pleural

Su médico puede usar las siguientes pruebas para localizar, diagnosticar o planificar el tratamiento contra el derrame pleural maligno:

  • Examen físico

  • Radiografía de tórax, que consiste en una imagen del interior del cuerpo, que muestra la acumulación de líquido

  • Tomografía computarizada (TC), que crea una imagen tridimensional del interior del cuerpo

  • Ecografía, que utiliza ondas sonoras para crear una imagen del interior del cuerpo

  • Toracentesis, que usa una aguja para extraer líquido del espacio pleural para análisis

Tratamiento contra el derrame pleural

Con frecuencia, el derrame pleural requiere tratamiento en un hospital o una clínica. El tratamiento más frecuente es drenar el líquido pleural maligno. Esto puede hacerse de diferentes maneras, que se detallan a continuación:

  • Toracentesis (consulte arriba).

  • Toracostomía cerrada, que utiliza una sonda que se introduce en el tórax durante 24 horas para drenar el líquido. Con frecuencia, esto va seguido de un proceso llamado pleurodesis. Este proceso usa sustancias, como talco, para adherir el borde del pulmón a la pared torácica. Esto disminuye la probabilidad de que vuelva a acumularse líquido.

  • Introducción temporal de un catéter (en inglés) en el espacio pleural. Usted o un familiar usa el catéter para drenar el líquido a una botella, según las indicaciones del médico.

  • Inserción de una derivación, que deriva o desvía el exceso de líquido de un lugar a otro.

  • Tratar el cáncer con quimioterapia para evitar que el derrame se vuelva a producir.

Recursos relacionados

Comenzar con los cuidados paliativos