Reunión anual de ASCO 2018: Nuevos conocimientos sobre el síndrome de Lynch, Detectar y tratar el cáncer de pulmón, Nueva terapia dirigida para el cáncer de mama, y Evidencia de que la medicina personalizada ayuda

2018 ASCO Annual Meeting; #ASCO18
June 2, 2018
Greg Guthrie, ASCO staff

El tema de la Reunión Anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO, por sus siglas en inglés) 2018 es Aplicar los descubrimientos: Expandir el alcance de la medicina de precisión. La medicina de precisión ha permitido lograr muchos avances en la atención del cáncer, pero aún queda mucho por aprender en esta creciente área de investigación. Más aun, como presidente de ASCO, Bruce E. Johnson, MD, FASCO, escribe en el informe sobre los avances clínicos en oncología (en inglés) de este año, la promesa de la medicina de precisión “depende de nuestra capacidad de lograr que estos tratamientos estén disponibles para todos los pacientes”. Aunque gran parte de la investigación sobre el cáncer en la reunión de este año se concentrará en la medicina de precisión, también hay un esfuerzo continuo por aumentar el acceso a estos tratamientos para todos los pacientes.

Más de 32,000 profesionales oncológicos de todo el mundo se congregan en la Reunión anual de ASCO, donde se presentan y debaten las últimas investigaciones en el tratamiento del cáncer y la atención del paciente. Conozca más sobre la investigación destacada publicada hoy:

  • El síndrome de Lynch es frecuente en personas con tumores con alta inestabilidad de microsatélites (microsatellite instability, MSI)

  • Un análisis de sangre demuestra potencial para detectar el cáncer de pulmón inicial

  • Nueva terapia dirigida retrasa el crecimiento del cáncer de mama avanzado

  • La combinación de inmunoterapia con quimioterapia retrasa el crecimiento del cáncer de pulmón

  • La terapia personalizada dirigida ayuda a las personas con cáncer avanzado a vivir más tiempo

Mire un video educativo en inglés para pacientes donde el Dr. Johnson explica cómo la Reunión anual de ASCO cambia la vida de los pacientes.

El síndrome de Lynch es frecuente en personas con tumores con alta inestabilidad de microsatélites (MSI)

Un análisis de más de 15,000 muestras de tumor ha determinado que las personas con tumores que tienen una alta inestabilidad de microsatélites (high microsatellite instability, MSI-H) son más propensas a tener síndrome de Lynch. El síndrome de Lynch (en inglés) es un síndrome de cáncer hereditario que aumenta el riesgo de una persona de desarrollar varios tipos de cáncer. Un motivo principal por el que es importante saber si una persona con diagnóstico de cáncer tiene síndrome de Lynch se debe a que sus familiares también podrían tener el síndrome. El cáncer colorrectal y el cáncer de útero (en inglés) son los tipos de cáncer más frecuentes asociados al síndrome de Lynch, pero las personas también pueden desarrollar cáncer de estómago, mama, ovario, intestino delgado, páncreas, próstata, vejiga, hígado, riñón o conducto biliar. Los tumores relacionados con el síndrome de Lynch a menudo tienen MSI-H y deficiencia de reparación de desajuste (mismatch repair deficiency, MMR-D); es decir, una menor capacidad de reparar el ADN dañado en las células.

La MSI es un marcador genómico que indica una falla en la capacidad de una célula de reparar el ADN dañado, lo cual puede provocar cada vez más cambios genéticos o mutaciones. Debido a que el cáncer colorrectal y el cáncer de útero son los tipos de cáncer que se detectan con más frecuencia en personas con síndrome de Lynch, por lo general esos tumores se analizan para detectar MSI-H. Pero en 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) de los EE. UU. aprobó una inmunoterapia llamada pembrolizumab (Keytruda) para el tratamiento de todos los tumores con MSI-H. Desde entonces, el análisis de MSI de todos los tumores se ha vuelto más frecuente para determinar si el paciente puede ser tratado con pembrolizumab.

Los investigadores en este estudio analizaron 15,000 muestras de tumor de personas con más de 50 tipos diferentes de cáncer avanzado. Se usó secuenciación de próxima generación para detectar muchos genes relacionados con el cáncer y cambios moleculares, incluida la MSI, al mismo tiempo. Las muestras de sangre también se analizaron para detectar mutaciones genéticas específicas que causan el síndrome de Lynch.

El análisis de la secuenciación genómica determinó que el 93.2 % de los tumores no tenía MSI. Otro 4.6 % de las muestras tenía una cantidad moderada de MSI (MSI-I) y un 2.2 % tenía MSI-H. Se detectaron mutaciones genéticas hereditarias que causan el síndrome de Lynch en menos del 1 % de las personas con tumores que no tenían MSI. Esas mutaciones genéticas se detectaron en el 1.9 % de las personas con tumores MSI-I y en el 16 % de las que tenían tumores MSI-H. 

Hubo un total de 1.025 tumores con MSI-I o MSI-H. Entre ellos, 1 de cada 4 era cáncer colorrectal o cáncer de útero. Sin embargo, el análisis también determinó que casi la mitad de las personas con un tumor MSI-H o MSI-I y síndrome de Lynch tenía un tipo de cáncer no vinculado previamente con el síndrome. Estos tipos de cáncer incluyeron mesotelioma, sarcoma, tumor de las glándulas suprarrenales, melanoma, cáncer de próstata y cáncer de células germinativas del ovario. Entre esas personas, en el 45 % no se hubiera realizado el análisis para detectar el síndrome de Lynch porque no cumplían con los criterios de análisis en función de sus antecedentes de cáncer personales o familiares.

En el último paso del estudio, 57 muestras de tumor MSI-I/MSI-H se analizaron para detectar MMR-D. Casi todos (98.3 %) los tumores de este grupo tenían MMR-D.

Muestra del tumor. Más personas y familias con síndrome de Lynch. ASCO ®

¿Qué significa esto? Este estudio sugiere que la extensión del análisis podría detectar a más personas y familias con síndrome de Lynch y este síndrome se vincula con más tipos de cáncer que lo que se pensaba antes.share on twitter

“Nuestros hallazgos sugieren que todos los pacientes con tumores MSI-H deben realizarse el análisis para detectar el síndrome de Lynch, independientemente del tipo de cáncer o de los antecedentes de cáncer personales o familiares. Diagnosticar el síndrome de Lynch nos permite la oportunidad única de ayudar no solo a nuestros pacientes con cáncer, sino también a los familiares en riesgo, ya que su riesgo de cáncer se puede reducir mediante una mayor vigilancia del cáncer y, en algunos casos, una cirugía preventiva”.

—  autora del estudio principal Zsofia Kinga Stadler, MD
Centro para el Cáncer Memorial Sloan-Kettering
Neuva York, Neuva York

Un análisis de sangre demuestra potencial para detectar el cáncer de pulmón inicial

Un informe preliminar del amplio estudio en curso Atlas del genoma libre de células circulantes (Circulating Cell-Free Genome Atlas, CCGA) analizó el uso de un análisis de sangre para detectar el cáncer de pulmón en estadio inicial. Este análisis de sangre, a veces denominado “biopsia líquida” examinó el ADN flotante libre o “libre de células” en la sangre. Este tipo de análisis ya se usa en personas con cáncer de pulmón avanzado, por eso los investigadores querían observar si también podría detectar de manera confiable el cáncer en estadio inicial. 

El estudio CCGA actualmente tiene más de 12,000 participantes de los Estados Unidos y Canadá y el 70 % de esos participantes tiene diferentes tipos de cáncer. Este informe estudió la efectividad de 3 formas diferentes de secuenciación de genes para detectar el cáncer en 127 personas con cáncer de pulmón en estadio I a estadio IV. Esos métodos de secuenciación incluyeron la secuenciación profunda de unos cientos de genes para detectar mutaciones, la secuenciación del genoma completo (whole genome sequencing, WGS) para detectar áreas del genoma que están duplicadas y la secuenciación del genoma completo por bisulfito (whole-genome bisulfite sequencing, WGBS) para detectar un cambio químico en el ADN denominado metilación. Las 3 formas se hacen utilizando una muestra de sangre de una persona.

Entre las personas con cáncer de pulmón en este estudio, los 3 análisis fueron efectivos en forma similar. El análisis de WGBS detectó el 41 % de cánceres de pulmón en estadio I a estadio IIIA y el 89 % cánceres de pulmón en estadio IIIB a estadio IV. La WGS detectó el 38 % de los mismos cánceres en estadio inicial y el 87 % de los cánceres en estadio más avanzado. La secuenciación profunda detectó el 51 % de los cánceres en estadio inicial y el 89 % de los cánceres en estadio más avanzado. Además, los análisis tuvieron una baja tasa de “falsos positivos”. Un falso positivo ocurre cuando un análisis indica erróneamente la presencia de cáncer, pero la persona no tiene cáncer. Entre las 580 personas sin cáncer, el análisis solo informó 5 falsos positivos y 2 de esas personas recibieron un diagnóstico de otro tipo de cáncer más adelante. 

¿Qué significa esto? Aunque se necesitan más investigaciones para confirmar estos hallazgos, en el futuro, los proveedores de atención médica podrían realizar un diagnóstico sistemático de cáncer de pulmón en las personas utilizando un simple análisis de sangre.share on twitter

“Nos entusiasma saber que los resultados iniciales del estudio CCGA indican que es posible detectar el cáncer de pulmón en estadio inicial a partir de muestras de sangre, utilizando la secuenciación genómica. Existe una necesidad insatisfecha a nivel mundial de contar con análisis de detección precoces del cáncer de pulmón, que puedan ser implementados fácilmente por los sistemas de atención médica”.

—   autor del estudio principal Geoffrey R. Oxnard, MD
Ganadora anterior del Premio a Investigadores Jóvenes (Young Investigator Award, YIA; en inglés) y el Premio al Desarrollo Profesional (Career Development Awards, CDA; en inglés) de Conquer Cancer Foundation
Dana-Farber Cancer Institute y Harvard Medical School
Boston, Massachusetts

Nueva terapia dirigida retrasa el crecimiento del cáncer de mama avanzado

En un ensayo clínico de fase III, se demostró que la combinación de una nueva terapia dirigida, llamada taselisib, con la terapia hormonal estándar detuvo el crecimiento del cáncer de mama avanzado por 2 meses más que la terapia hormonal sola. También disminuyó en un 30 % de la posibilidad de empeoramiento del cáncer.

La terapia dirigida es un tratamiento que apunta a las condiciones del tejido, las proteínas o los genes específicos del cáncer que contribuyen al crecimiento y la supervivencia del cáncer. Bloquea el crecimiento y la diseminación de las células cancerosas y, a la vez, limita el daño a las células sanas.

El taselisib es un tipo de terapia dirigida, llamada inhibidor de PI3K, que apunta a la mutación genética PIK3CA, la cual es frecuente en el cáncer de mama.

Este ensayo clínico, llamado SANDPIPER, incluyó a 516 mujeres posmenopáusicas, con cáncer de mama con receptor del factor de crecimiento epidérmico humano 2 (HER2) negativo y receptor de estrógeno (ER) positivo, localmente avanzado o metastásico, que había empeorado o reaparecido después de la terapia hormonal con inhibidores de la aromatasa. Las mujeres fueron asignadas aleatoriamente a 1 de 2 grupos, para recibir fulvestrant (Faslodex) más placebo (176 mujeres) o fulvestrant más taselisib (340 mujeres). El fulvestrant es una terapia hormonal estándar que se usa para tratar el cáncer de mama ER positivo metastásico en mujeres que ya han tenido la menopausia. Un placebo es un fármaco inactivo.

Las mujeres que recibieron fulvestrant más taselisib tuvieron un 30 % menos de posibilidades de empeoramiento que aquellas que recibieron fulvestrant y placebo. El taselisib también detuvo el empeoramiento del cáncer en una mediana de 2 meses más (7.4 meses) que el tratamiento con fulvestrant y placebo (5.4 meses). La mediana es el punto medio, lo cual significa que la mitad de las mujeres estuvo de cada lado de la mediana. La incorporación de taselisib a la terapia hormonal aumentó a más del doble el porcentaje de tumores que se redujeron en respuesta al tratamiento (28 %) comparado con la terapia hormonal sola (11.9 %).

La incorporación de taselisib al tratamiento también estuvo acompañada de un mayor riesgo de efectos secundarios graves. Los efectos secundarios más graves del taselisib fueron diarrea, nivel alto de azúcar en sangre e inflamación del color (llamada colitis). Entre las mujeres que recibieron taselisib, el 17 % tuvo que interrumpir el tratamiento debido a efectos secundarios. 

¿Qué significa esto? A ciertas mujeres con cáncer de mama avanzado o metastásico, la incorporación de taselisib a la terapia hormonal podría ayudarlas a vivir más tiempo.share on twitter

“Aproximadamente el 40 % de todas las pacientes con cáncer de mama avanzado, con receptor de estrógeno positivo tienen mutaciones PIK3CA, lo cual significa que podrían beneficiarse con el taselisib. Nuestros hallazgos demuestran que apuntar a esta vía en el cáncer de mama resulta eficaz. Sin embargo, el beneficio para las pacientes fue más modesto que lo esperado y existe el riesgo de efectos secundarios considerables con la incorporación del taselisib”.

—   autor del estudio principal Jose Baselga, MD, PhD
Ganador anterior del premio YIA (en inglés) y CDA (en inglés) de Conquer Cancer Foundation
Centro para el Cáncer Memorial Sloan-Kettering
Nueva York, Nueva York

La combinación de inmunoterapia con quimioterapia retrasa el crecimiento del cáncer de pulmón

Los primeros hallazgos de un ensayo clínico de fase III demuestran que la combinación de una inmunoterapia llamada atezolizumab (Tecentriq) con quimioterapia retrasó el crecimiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas (non-small cell lung cancer, NSCLC) escamoso avanzado. El NSCLC escamoso es difícil de tratar con eficacia y representa hasta un tercio de los diagnósticos de NSCLC. Este tratamiento combinado de inmunoterapia y quimioterapia redujo el riesgo de empeoramiento de la enfermedad en el 29 % de los participantes en el estudio. El atezolizumab es un tipo de inmunoterapia llamada inhibidor de PD-L1, que actúa en tumores con expresión de la proteína PD-L1.

El estudio IMpower131 incluye a 1,021 personas con NSCLC escamoso en estadio IV. Los tumores con cambios genéticos o mutaciones ALK o EGFR primero se trataron con terapia dirigida. Luego, todas las personas en el estudio fueron asignadas aleatoriamente a 1 de 3 grupos de tratamiento. El primer grupo incluyó a 343 personas que fueron tratadas con atezolizumab más quimioterapia. El segundo grupo incluyó a 340 personas que fueron tratadas con quimioterapia solamente. El régimen de quimioterapia incluyó un fármaco genérico llamado carboplatino y nab-paclitaxel (Abraxane). El tercer grupo fue tratado con atezolizumab más carboplatino y otro fármaco genérico llamado paclitaxel. Los resultados del tercer grupo de tratamiento aún no están disponibles. 

Después de 12 meses, el cáncer se había retrasado en casi el 25 % de las personas en el grupo de tratamiento con inmunoterapia y quimioterapia. En el 12 % de las personas tratadas en el segundo grupo con quimioterapia solamente, el cáncer dejó de crecer. Entre todas las personas incluidas en los resultados del estudio, el 29 % tuvo un riesgo más bajo de empeoramiento del cáncer, independientemente de si el tumor expresaba PD-L1. El tratamiento combinado sí tuvo una tasa más alta de efectos secundarios graves que la quimioterapia sola (68 % frente a 57 %). Los efectos secundarios más frecuentes del atezolizumab fueron erupción cutánea, inflamación del color y niveles bajos de hormona tiroidea. Es necesario realizar más investigaciones para conocer quiénes se beneficiarán más con este tratamiento combinado.

¿Qué significa esto? Incorporar un inhibidor PD-L1 a la quimioterapia puede ayudar a retrasar el crecimiento del NSCLC escamoso avanzado en determinadas personas.share on twitter

“Hasta ahora, ha habido pocos avances en el tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas escamoso. Nuestros hallazgos pueden ofrecer una nueva opción de tratamiento posible para este tipo de cáncer. Solíamos pensar que la quimioterapia simplemente destruía el sistema inmunitario del paciente y que sería irracional combinarla con inmunoterapia, pero cada vez más investigaciones, incluido este estudio, demuestran que la quimioterapia puede ayudar a desencadenar la respuesta inmunitaria al tumor, ayudando al tratamiento de inmunoterapia a actuar mejor”.

—   autor del estudio principal Robert M. Jotte, MD, PhD
Rocky Mountain Cancer Centers
Denver, Colorado

La terapia personalizada dirigida ayuda a las personas con cáncer avanzado a vivir más tiempo

Un estudio de seguimiento a largo plazo de personas cáncer avanzado demuestra que la medicina personalizada retrasa el crecimiento del cáncer y ayuda a las personas a vivir más tiempo. La medicina personalizada (en inglés), también llamada medicina de precisión, es la práctica de personalizar el plan de tratamiento de una persona en función de los resultados de los análisis genómicos del tumor. Por lo general, la terapia dirigida es el tipo de tratamiento utilizado en la medicina personalizada. Este estudio determinó que el 15 % de las personas que recibieron tratamiento dirigido, adaptado a los cambios genéticos o las mutaciones del tumor, estaban vivas luego de 3 años, mientras que el 7 % de las personas que no recibieron terapia adaptada estaban vivas luego de 3 años. A los 10 años, 6 % de las personas que recibieron terapia adaptada estaban vivas, en comparación con 1 % de las personas que no recibieron una terapia adaptada.

El ensayo clínico IMPACT comenzó en 2007 e incluyó a personas con cánceres avanzados difíciles de tratar, incluidos diferentes tipos de cánceres gastrointestinales, cánceres ginecológicos, cáncer de mama, melanoma, cáncer de pulmón y cáncer de tiroides. Los tumores se analizaron para detectar mutaciones genéticas en 3,743 personas y se detectó al menos 1 mutación en 1,307 tumores. De esos, se detectó que 711 personas tenían una mutación genética del tumor para la cual existía una terapia dirigida y a ese grupo se le administró tratamiento adaptado a la mutación del tumor. A otras 596 personas se les administró un tratamiento no adaptado a la mutación, ya que en ese momento no había un tratamiento adaptado disponible. Las mejoras en el análisis del tumor, llamadas secuenciación de próxima generación, han permitido a los médicos la posibilidad de buscar entre 20 y 50 genes diferentes al mismo tiempo. Esto puede ayudar a encontrar más tratamientos adaptados para más tumores.

Las personas que recibieron un tratamiento adaptado vivieron más tiempo. La mediana de la supervivencia fue de 9.3 meses para quienes recibieron el tratamiento adaptado, en comparación con 7.3 meses para quienes recibieron un tratamiento no adaptado. La mediana es el punto medio, lo cual significa que la mitad de los pacientes vivió más tiempo y la mitad vivió menos tiempo. Además, quienes recibieron un tratamiento adaptado tuvieron más tiempo hasta el empeoramiento del cáncer (mediana de 4 meses), en comparación con quienes no recibieron una terapia adaptada (mediana de 2.8 meses).

Este estudio también identificó varios factores que pueden influir en cuán bien puede funcionar una terapia dirigida:

  • las terapias dirigidas a MEK/RAF o RET ayudaron a las personas a vivir más tiempo y actuaron en la mayoría de los tumores.

  • Las terapias dirigidas a PI3K actuaron en el menor número de tumores y ofrecieron la extensión más corta de la vida de las personas.

  • Quienes recibieron más de 1 terapia dirigida, con o sin quimioterapia, vivieron más tiempo y/o tuvieron el cáncer detenido por más tiempo.

¿Qué significa esto? Si un tumor tiene una mutación que puede tratarse con una terapia dirigida, entonces debe considerarse ese tratamiento adaptado, ya que puede ayudar a las personas con cáncer avanzado a vivir más tiempo.share on twitter

“Este es el estudio más amplio y el primero en evaluar el impacto de los enfoques de la medicina de precisión en la supervivencia en múltiples tipos de cáncer y con el seguimiento más prolongado. Nuestros hallazgos demuestran que el análisis molecular de los tumores, mediante secuenciación de próxima generación, puede usarse para optimizar la terapia y debe tenerse en cuanto al elegir la terapia para pacientes con cánceres difíciles de tratar”.

—   Apostolia Maria Tsimberidou, MD, PhD
Ganadora anterior del premio CDA (en inglés) de Conquer Cancer Foundation.
The University of Texas MD Anderson Cancer Center
Houston, Texas

Manténgase informado

  • Visite Cancer.Net Blog todos los días para obtener más informes de Chicago durante la Reunión Anual de ASCO. También puede seguir a Cancer.Net en Facebook y Twitter para mantenerse informado.

  • Además, puede seguir el hashtag #ASCO18 en Twitter para obtener más información sobre las investigaciones de esta reunión.

  • ¿Le gusta lo que leyó aquí en Cancer.Net? Regístrese para recibir nuestro boletín electrónico en inglés Inside Cancer.Net todos los meses.

This translation was funded (in part) by the Conquer Cancer Mission Endowment Fund.

Tags: