Cinco conversaciones para mejorar la atención del cáncer para adultos mayores hispanos

August 16, 2018
Enrique Soto, MD

El Dr. Enrique Soto es oncólogo clínico especializado en la atención de adultos mayores que tienen cáncer. Trabaja en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la Ciudad de México. Siga al Dr. Soto en Twitter @EnriqueSoto8.

En la actualidad, hay más de 50 millones de personas de descendencia hispana que viven en los Estados Unidos, lo que representa casi el 20 % de la población total de la nación. Si bien la mayoría de estas personas son jóvenes, 17 millones tendrán más de 65 años para el año 2050. Sin duda, este cambio implicará una mayor cantidad de adultos mayores hispanos con cáncer. Desafortunadamente, los adultos mayores hispanos a menudo se enfrentan a barreras culturales y de lenguaje que pueden tener un impacto negativo en la calidad de la atención médica que reciben. Además, las investigaciones demuestran que estos pacientes usan menos servicios médicos justamente por culpa de esas barreras. Para mejorar la atención del cáncer de los adultos mayores hispanos de hoy y del futuro es importante que los pacientes, sus familias y sus proveedores de atención médica mantengan estas cinco conversaciones:share on twitter

1. Servicios de interpretación

Muchas personas mayores hispanas llegan a los Estados Unidos siendo adultos. Como resultado, es posible que no comprendan totalmente las rutinas y los procedimientos del sistema de atención médica y de los hospitales. Además, muchos de ellos no hablan bien inglés y, por eso, la comunicación con médicos, enfermeros y otros miembros del equipo de atención médica no se da de una manera ideal. Para solucionar este problema, muchos hospitales contratan a intérpretes durante las consultas o usan sistemas de traducción por teléfono y teleconferencia. Estos servicios pueden ayudar a que los adultos mayores hispanos comprendan lo que se les explica y a reducir la carga impuesta a los familiares y cuidadores, quienes a veces sienten que deben asumir el rol de intérpretes. Hay muy pocos oncólogos de descendencia hispana en los Estados Unidos, pero la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, ASCO por sus siglas en inglés) está trabajando para aumentar la cantidad de oncólogos latinos e hispanohablantes mediante la iniciativa Diversity in Oncology (Diversidad en la Oncología).

2. El rol de la familia

El rol de la familia en la cultura hispana es, en muchos casos, diferente del que se ve en otras culturas. Uno de los valores centrales para las personas latinas es el familismo, que enfatiza la lealtad, las conexiones y la interdependencia de la familia. Generalmente, las familias latinas son numerosas y es posible que los adultos mayores hispanos reciban atención de parientes lejanos, amigos íntimos u otros miembros de la comunidad que sean considerados parte de la familia. Desde el comienzo de la atención, es importante que el equipo de atención médica sea informado sobre el rol de la familia. También es importante que las decisiones sobre cómo y con quiénes se compartirá la información se tomen al principio, especialmente cuando hay muchos hijos o familiares involucrados.

3. Sistema de apoyo

Otro valor significativo para los adultos mayores hispanos es el personalismo. En los países latinoamericanos, las relaciones entre las personas, incluidos los médicos, son a menudo muy personales y estrechas. Las personas están acostumbradas a un enfoque familiar. A menudo, este puede ser un desafío para las personas mayores hispanas que reciben atención en hospitales estadounidenses, donde las relaciones pueden parecer más formales e impersonales. Los grupos de apoyo o la ayuda de trabajadores sociales o asesores de pacientes pueden ofrecerles a los pacientes la atención personal que a veces necesitan para que puedan sentirse cómodos en el entorno de atención médica.

4. Religión y espiritualidad

Entre los adultos mayores latinos o hispanos, la religión y la espiritualidad a menudo juegan un papel particularmente esencial. Orar, ir a misa y tener fe en Dios son la fuente principal de alivio y una manera de lidiar con los síntomas de la enfermedad. Los líderes religiosos de la comunidad pueden ayudar a las personas mayores hispanas con cáncer a que comprendan y acepten su enfermedad, y a que tomen decisiones importantes, especialmente aquellas relacionadas con las instrucciones anticipadas y con la planificación anticipada de la atención del cáncer.

Este apoyo espiritual también puede ayudar a los pacientes y a las familias a lidiar con el fatalismo, otro valor latino muy frecuente. El fatalismo es la creencia de que el futuro no está bajo nuestro control, sino predeterminado. Si bien esta puede ser una manera de lidiar con el cáncer, la familia y el médico de un paciente deben abordar las creencias fatalistas y trabajar juntos para explicar claramente un diagnóstico de cáncer y el plan de tratamiento para el paciente.

5. Orígenes únicos

No todos los hispanos o latinos comparten el mismo origen. Los hispanos de los Estados Unidos pueden proceder de México, Centroamérica, el Caribe y Sudamérica. Las costumbres, las creencias y los valores de cada país o región son diferentes. Los pacientes y sus familias deben conversar con su equipo de atención médica para ayudarlos a comprender cuáles serán sus necesidades culturales específicas. El entendimiento mutuo puede ayudar a la persona con cáncer a recibir la mejor atención posible.

Esta traducción fue financiada (en parte) por la Fundación Conquer Cancer Mission Endowment Fund.

Tags: