¿Qué es la ansiedad provocada por una exploración y cómo superarla?

From the Editor's Desk
September 24, 2019
Lidia Schapira, MD, FASCO

Una persona a la que se le diagnostica cáncer generalmente comprende el significado de "scan-xiety", una palabra híbrida en inglés que combina "scan (la exploración)" y la "anxiety (ansiedad)."share on twitter Este término nuevo expresa la ansiedad provocada por la realización de una exploración médica para un diagnóstico de cáncer. Estas pruebas pueden ser parte del diagnóstico inicial del cáncer y, luego, pueden usarse en intervalos regulares para evaluar nuevos síntomas. O se utilizan con mayor frecuencia para asegurarse de que no haya signos de recurrencia del cáncer. Las personas que viven con cáncer como una enfermedad crónica pueden someterse a exploraciones en intervalos regulares para ver si su tratamiento está funcionando o para detectar nuevas áreas de enfermedad.

Prepararse para cualquier prueba médica es difícil, pero saber qué esperar puede ayudar. El temor y ansiedad pueden estar atenuados si se tiene un plan. Es normal estar nervioso antes de la exploración y después de la exploración también, mientras espera los resultados. Muchos pacientes han dicho que la espera es la peor parte. Es posible que quiera saber la respuesta en el momento en que se encuentre recostado en el aparato de tomografía computarizada o resonancia magnética o mientras se le realiza una gammagrafía ósea. Saber que los técnicos y los médicos ya están evaluando las imágenes y aún no sabe los resultados puede ser más difícil de enfrentar que la incomodidad del procedimiento en sí.

Puede tomar unos pocos pasos para sobrellevar la ansiedad provocada por una exploración. En primer lugar, es útil saber qué es lo que lo hace sentir nervioso o vulnerable. Podría ser estar sentado en una sala de espera con mucha gente, prever el dolor que le causará una aguja intravenosa, o la sensación de claustrofobia por estar encerrado en un tubo de metal sin moverse durante un tiempo que parece una eternidad. O bien, podría ser esperar hasta que su médico le comunique los resultados, no saber cuándo podría llamar o qué escuchará.

Programar una cita para la realización de pruebas temprano en el día puede ayudar a reducir el tiempo de preocupación. Llevar a un amigo o familiar y planificar un incentivo después de la prueba, como compartir una comida o una caminata o una visita a una tienda, pueden desviar su atención a los momentos más placenteros del día. Considere escuchar música o un podcast mientras espera y cierre los ojos. Esto puede ayudarle a evitar que otras personas en la sala de espera lo distraigan. Intente hacer ejercicios de relajación o respiración y deje que su mente se aquiete. Además, si prevé que sentirá dolor o molestias, informe al técnico o háblelo de antemano con un miembro de su equipo de atención médica. Podrían hacerle sugerencias para reducir las molestias.

Esperar los resultados nunca es fácil y no saber cuándo se comunicarán con usted puede intensificar la ansiedad. Antes de que se haya realizado la prueba, hable con su equipo de atención médica para planificar cómo y cuándo será notificado acerca de los resultados de la prueba. Su médico puede recomendar una conversación cara a cara, especialmente si los resultados de la prueba pueden dar lugar a un cambio en su tratamiento. Si han estado trabajando juntos durante un largo tiempo y las exploraciones son una parte regular de su programa de tratamiento, entonces una llamada telefónica o un correo electrónico podrían ser apropiados, especialmente si las noticias son buenas y no es necesario analizar los resultados. En mi consultorio, intento programar una cita para analizar los resultados de las pruebas, pocos días después de la prueba, a fin de reducir el tiempo de espera.

Aunque esté bien preparado, puede ser difícil superar esas horas y días difíciles. Realizarse las pruebas de exploración puede desencadenar ansiedades viejas, y usted podría volver a vivir el trauma del diagnóstico original. Sea amable con usted mismo y recuérdese lo mucho que ya ha logrado en el tratamiento de la enfermedad y que encontrará la manera de salir adelante, independientemente de cuál sea el resultado de la prueba. Dígase a usted mismo que es normal sentir esta ansiedad y, luego, enfoque su mente en alguien que quiera y en algo que le guste. Un poco de humor, una oración, o una reflexión podría ayudarle a sentirse estable y tranquilo, incluso si está rodeado de recordatorios sobre su experiencia como paciente con cáncer.

Tags: