Cuando necesita ayuda con responsabilidades de cuidado

June 15, 2021
Emily Goodman

Si brinda atención a un ser querido con cáncer, es posible que descubra que necesita asistencia con las distintas tareas y responsabilidades que implica la labor. ¡No está solo! Esto es frecuente entre los cuidadores.

Muchas personas sienten que pedir ayuda es un signo de debilidad. No lo es. Encontrar ayuda es un signo de sabiduría y fortaleza. Garantiza que la persona con diagnóstico de cáncer continúe recibiendo atención de alta calidad, al mismo tiempo que usted conserva su salud y bienestar.

Piense en la analogía de la máscara de oxígeno en un avión. “En caso de emergencia, colóquese su propia máscara de oxígeno antes de ayudar a otros”. Para apoyar mejor a sus seres queridos, debe asegurarse de poder brindar esa atención. En algunos casos, esto significa explorar otras opciones de cuidado para ayudar a satisfacer todas sus diferentes necesidades. Una nueva organización podría brindarles a usted y a su ser querido los recursos necesarios para mejorar el bienestar entre los desafíos. 

Considere contratar cuidadores profesionales

Si es posible, puede ser beneficioso contratar a 1 o más de estos profesionales.

Profesionales médicos. Estos suelen ayudar con las responsabilidades médicas que las familias no pueden realizar o con las que no se sienten cómodas.

  • Los enfermeros de oncología certificados (en inglés) pueden ocuparse del cuidado de la herida, administrar quimioterapia, ayudar con inquietudes relacionadas con la nutrición y manejar el dolor.

  • Los fisioterapeutas y los terapeutas ocupacionales proporcionan asistencia con la rehabilitación. Los fisioterapeutas tratan afecciones o lesiones que afectan la capacidad de una persona de moverse. Los terapeutas ocupacionales enseñan maneras de realizar las tareas diarias que son más difíciles después de una enfermedad o lesión.

  • Los profesionales de atención para enfermos terminales ofrecen apoyo físico, emocional, social y espiritual para las personas con cáncer avanzado y sus familias. Los pacientes pueden recibir este tipo de atención en el hogar, en un centro de cuidados para enfermos terminales internados, una clínica de reposo u otro tipo de centro médico.

Profesionales no médicos. Los cuidadores domiciliarios ayudan con las tareas diarias del cuidado del paciente, como el baño, arreglarse, cocinar, la limpieza y los mandados. A veces, se los denomina acompañantes de salud a domiciliaria o asistentes personales. También pueden encargarse de cuestiones médicas menos complejas, como medirle la temperatura y la presión arterial a una persona.

Consulte a la compañía del seguro de salud del paciente para saber si cubre estos servicios. Además, consulte con su trabajador social, personal de enfermería o médico para obtener remisiones para encontrar estos tipos de ayuda profesional.

Encuentre recursos en la comunidad

Muchas comunidades tienen una amplia gama de recursos para los cuidadores. Estos servicios satisfacen necesidades que van más allá de la atención médica y física.

Administración de casos. Una serie de administradores de casos capacitados ayudan a coordinar la atención domiciliaria, el traslado y las comidas. De hecho, algunos pacientes pueden recibir estos servicios de forma gratuita, en función de los requisitos de elegibilidad.

Asistencia legal. Las organizaciones locales de asesoría jurídica pueden ayudarle con cuestiones legales, como las instrucciones anticipadas. Una instrucción anticipada es un documento legal que informa a la familia y al equipo de atención médica quién hablará en nombre del paciente si su enfermedad avanza demasiado como para tomar decisiones por sí mismo. También brinda información sobre los tipos de atención que el paciente desea si su enfermedad avanza demasiado como para hablar por sí mismo.

Asistencia y asesoramiento financieros. Es posible que organismos locales puedan ayudar a la persona con cáncer y a usted a manejar cuestiones financieras relacionadas con el tratamiento contra el cáncer. Consulte esta lista de recursos financieros.

Entrega de alimentos a domicilio. Algunas organizaciones con y sin fines de lucro entregan comidas nutritivas a domicilio.

Una vez más, consulte con su trabajador social, personal de enfermería, médico u otro miembro del equipo de atención médica para obtener remisiones en su área específica. O bien, hable con miembros de los grupos de apoyo locales o en línea y las agencias médicas estatales o del condado.

Pida ayuda a amigos y familiares

Haga una lista de personas que podrían ayudar con tareas específicas de cuidado. La lista podría incluir contactos de emergencia, amigos íntimos y parientes, vecinos e integrantes de una comunidad religiosa.

Ahora, supere este obstáculo frecuente: el miedo a pedir ayuda. Muchas personas a menudo están dispuestas a ayudar, pero no están seguras de si esta ayuda es bienvenida o necesaria. Solicite la ayuda que necesite.

Para fomentar un trabajo en equipo sano, sea específico sobre el tipo de ayuda que necesita, incluido cuándo y con qué frecuencia, y trabajen juntos para establecer expectativas. Considere usar una herramienta en internet (en inglés) o un mensaje de correo electrónico grupal como ayuda para programar las tareas de cuidado para una comunidad de personas.

Tags: 

Share your thoughts on this blog post on Cancer.Net's Facebook and Twitter.