Linfoma de Hodgkin: Últimas investigaciones

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 10/2015

EN ESTA PÁGINA: Leerá acerca de la investigación científica que se está realizando actualmente para obtener más información sobre este tipo de linfoma y cómo tratarlo. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de la pantalla.

Los médicos están trabajando para aprender más sobre el linfoma de Hodgkin, cómo prevenirlo, cuál es el mejor tratamiento y cómo brindar los mejores cuidados a las personas a las que se les diagnosticó esta enfermedad. Las siguientes áreas de investigación pueden incluir opciones nuevas para los pacientes a través de estudios clínicos. Hable siempre con su médico sobre las mejores opciones de diagnóstico y tratamiento para su caso.

  • Determinación de la efectividad del tratamiento. Un enfoque de la investigación para el linfoma de Hodgkin es controlar cómo está funcionando el tratamiento para ayudar a tomar decisiones sobre si es necesario y cuándo cambiar el tratamiento. Algunos estudios clínicos nuevos buscan implementar cambios en el tratamiento quimioterapéutico dependiendo de los resultados de un estudio de PET al inicio del período de tratamiento.

  • Quimioterapia nueva/terapia dirigida. Se están realizando estudios clínicos que investigan nuevos fármacos, nuevas combinaciones de quimioterapia, dosis más bajas y programas de menor duración para reducir los efectos secundarios a corto plazo y los riesgos a largo plazo para la salud. Se están evaluando otros fármacos para el linfoma de Hodgkin recurrente y es posible que se los agregue a los regímenes actuales estándar de quimioterapia utilizados para la enfermedad progresiva. También se encuentran en estudio varios tipos nuevos de medicamentos, que actúan de una manera diferente a la quimioterapia, denominada terapia dirigida. Muchos de ellos se administran en forma de pastilla por vía oral.

  • Inmunoterapia. La inmunoterapia, también denominada terapia biológica, está diseñada para estimular las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Utiliza materiales producidos por el cuerpo o fabricados en un laboratorio para mejorar, dirigir o restaurar la función del sistema inmunitario. Algunos tratamientos incluyen el uso de anticuerpos que se unen a las proteínas en la superficie de las células cancerosas. Otros anticuerpos se utilizan para dirigir los fármacos a las células cancerosas.

    Un tipo de inmunoterapia que se estudia en la actualidad es una clase de fármacos conocidos como inhibidores de muerte programada-1 (programmed death-1, PD-1). La vía PD-1 puede ser crítica para la capacidad del sistema inmunitario de controlar el crecimiento del cáncer. Bloquear esta vía con anticuerpos contra la PD-1 y el ligando de muerte programada-1 (programmed death-ligand 1, PD-L1), puede ayudar a interrumpir o retrasar el crecimiento del cáncer. Si bien aún están en una etapa temprana de desarrollo, estas nuevas terapias son muy prometedoras para el tratamiento del linfoma de Hodgkin recurrente.

  • Descripción genética. Algunos investigadores están estudiando genes y proteínas específicas que se encuentran en el linfoma de Hodgkin. Estos genes y estas proteínas aportan más información sobre el comportamiento del linfoma de Hodgkin, lo que puede ser de ayuda para un mejor tratamiento con quimioterapia o inmunoterapia.

  • Otros tratamientos. También se encuentra en estudio el trasplante de células madre en combinación con distintos regímenes de quimioterapia e inmunoterapia para el linfoma de Hodgkin nuevo o recurrente. Se está evaluando el trasplante alogénico y minialogénico, también denominado trasplante no mieloablativo o de intensidad reducida, en combinación con quimioterapia e inmunoterapia para el linfoma de Hodgkin nuevo o recurrente.

  • Reducción de la intensidad del tratamiento. Algunos subtipos del linfoma de Hodgkin en un estadio más temprano tienen tasas de cura tan altas que se están evaluando planes de tratamiento menos intensos. Estos planes de menor intensidad reducen el uso de radioterapia o disminuyen la cantidad de quimioterapia. El objetivo es tratar el linfoma de una manera eficaz con menos efectos secundarios a largo plazo. A menudo, a los pacientes se les hace una PET después de un ciclo breve de quimioterapia para ayudar a determinar estas reducciones en el tratamiento.

  • Cuidados paliativos. Se están realizando estudios clínicos para encontrar mejores métodos para reducir los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos actuales para el linfoma de Hodgkin, a fin de mejorar el bienestar y la calidad de vida de los pacientes.

¿Desea obtener más información sobre las últimas investigaciones?

Si desea obtener información adicional sobre las áreas de investigación más recientes con respecto al linfoma de Hodgkin, explore este material relacionado que lo llevará fuera de esta guía:

  • Para encontrar estudios clínicos específicos para su diagnóstico, hable con su médico o busque en bases de datos de estudios clínicos en línea ahora.

  • Visite el sitio web CancerProgress.Net de la American Society of Clinical Oncology para obtener más información en inglés sobre el progreso histórico de la investigación sobre el linfoma. Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web de la American Society of Clinical Oncology diferente.

  • Visite el sitio web en inglés de la fundación Conquer Cancer Foundation para averiguar cómo apoyar la investigación de cada tipo de cáncer. Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web de la American Society of Clinical Oncology diferente.

La siguiente sección de esta guía es Cómo sobrellevar los efectos secundarios y ofrece cierta orientación sobre cómo sobrellevar los cambios físicos, emocionales y sociales que pueden implicar el linfoma y su tratamiento. O bien use el menú ubicado al costado de la pantalla para elegir otra sección, a fin de continuar leyendo esta guía.