Cáncer de ovario, de las trompas de Falopio y peritoneal: Introducción

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 08/2016

EN ESTA PÁGINA: encontrará información básica sobre este grupo de enfermedades y las partes del cuerpo que pueden afectar. Esta es la primera página de la Guía para el cáncer de ovario, de las trompas de Falopio y peritoneal de Cancer.Net. Use el menú para ver otras páginas. Piense en ese menú como un mapa para recorrer la guía completa.

Acerca de los ovarios

Los ovarios forman parte del sistema reproductor de la mujer. Cada mujer tiene dos ovarios, uno situado a cada lado del útero. Tienen forma de almendra y miden aproximadamente 1.5 pulgadas de longitud. Estas glándulas contienen células germinativas, también denominadas ovocitos. Los ovarios son la fuente principal del estrógeno y la progesterona. Estas hormonas afectan el desarrollo de las mamas, la configuración del cuerpo y el vello corporal y regulan el ciclo menstrual y el embarazo. Durante la menopausia, los ovarios dejan de liberar ovocitos y de producir determinadas hormonas.

Acerca de las trompas de Falopio

Las trompas de Falopio forman parte del sistema reproductor de la mujer. Son pequeños conductos que conectan los ovarios de una mujer con su útero. Habitualmente, todas las mujeres cuentan con 2 trompas de Falopio, ubicadas 1 a cada lado del útero. Durante la ovulación mensual de la mujer, habitualmente un ovocito es liberado desde un ovario y viaja hacia el útero a lo largo de una trompa de Falopio.

Acerca del peritoneo

El peritoneo es un tejido que reviste el abdomen y la mayor parte de sus órganos. El tejido cubre el útero, la vejiga, el recto y los ovarios y las trompas de Falopio. Un líquido denominado fluido peritoneal cubre la superficie del tejido. El líquido ayuda a los órganos a moverse dentro del abdomen y evita que se peguen unos con otros.

Acerca del cáncer de ovario, de las trompas de Falopio y peritoneal

El término “cáncer de ovario” a menudo se utiliza para describir los cánceres que se originan en las células del ovario, de las trompas de Falopio y del peritoneo. Los tipos de cáncer se encuentran relacionados íntimamente y se tratan de la misma forma. Estos tipos de cáncer se originan cuando las células sanas de estas áreas cambian y proliferan sin control, y forman una masa llamada tumor. Un tumor puede ser canceroso o benigno. Un tumor canceroso es maligno, lo que significa que puede crecer y diseminarse a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno significa que el tumor puede crecer pero no se diseminará.

Los estudios de investigación sugieren que el cáncer seroso anaplásico (high-grade serous cancer, HGSC), que representa la mayoría de los cánceres de ovarios, en la mayor parte de los casos efectivamente comienza en el extremo distal (fimbria) de las trompas de Falopio y se disemina hacia la superficie de los ovarios. En función de esta información, algunos médicos recomiendan la extirpación de las trompas de Falopio en lugar de atarlas o ligarlas, o cuando una mujer se somete a una cirugía por una enfermedad benigna y no desea quedar embarazada en el futuro.

Debido a que las superficies de los ovarios y el peritoneo están compuestas por los mismos tipos de células, las dos enfermedades tienen un aspecto similar bajo el microscopio. El cáncer peritoneal aún se puede desarrollar después de extirpados los ovarios. Al igual que con el cáncer de ovario, algunos tipos de cáncer peritoneales pueden originarse en las trompas de Falopio.

También puede haber tumores y quistes no cancerosos en esta área del cuerpo. El tratamiento exitoso de un tumor no canceroso se puede lograr mediante la extirpación total o parcial del ovario. Un quiste de ovario se forma en su superficie y es diferente de un tumor no canceroso. Un quiste de ovario simple puede producirse durante el ciclo menstrual normal de una mujer y habitualmente desaparece sin tratamiento. Los quistes de ovario simples no son cancerosos.

Tipos de cáncer de ovario

  • Carcinoma epitelial. El carcinoma epitelial constituye entre el 85 % y el 90 % de los cánceres de ovario.

    Los tipos histológicos principales de los tumores epiteliales incluyen tumores serosos, endometrioides, de células claras, mucinosos, mixtos y varias neoplasias malignas raras, incluido el cáncer de células transicionales y de Brenner.

    La amplia mayoría de los cánceres epiteliales son serosos y estos cánceres son carcinoma seroso anaplásico (HGSC) o carcinoma seroso de escasa malignidad (low-grade serous carcinoma, LGSC).

    Los HGSC son el tipo histológico más frecuente de neoplasia maligna del ovario, las trompas de Falopio y el peritoneo, como se indica anteriormente. El LGSC es el menos frecuente.

  • Neoplasias malignas de células germinales. Este tipo poco frecuente de cáncer de ovario (en inglés) se desarrolla en las células productoras de óvulos que se encuentran en los ovarios. Las neoplasias malignas de células germinales se producen habitualmente en mujeres de entre 10 y 29 años de edad.

    Los tipos de tumores de células germinales son disgerminomas, teratomas inmaduros y tumores de los senos endodérmicos (denominados EST y tumores del saco vitelino), que incluyen al carcinoma embrionario.

  • Neoplasia malignas estromales. Esta forma rara de cáncer de ovario se desarrolla en las células del tejido conectivo que mantienen unidos a los ovarios. Este tejido en ocasiones produce las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Más del 90 % de estos tumores estromales son tumores de células granulares, ya sea de adultos o niños.

Los tumores de células granulares pueden secretar estrógeno, lo que deriva en sangrados vaginales inusuales al momento del diagnóstico. Otros tipos son las neoplasias malignas de las células de la teca y mezclas de estos dos tipos.

Tipos de cáncer de las trompas de Falopio

Antes se pensaba que el cáncer de las trompas de Falopio era raro, pero ahora sabemos que la mayoría de los cánceres anteriormente denominados “cáncer de ovario” en realidad comienzan en una trompa de Falopio. La mayoría de los tipos de cáncer que se originan en las trompas de Falopio son epiteliales y comienzan en el extremo distal (exterior) de la trompa, cerca de la fimbria, que es el lugar en que se sitúa la abertura de la trompa y donde los óvulos liberados desde el ovario deben ingresar a fin de ser fertilizados. Prácticamente todos estos son cánceres serosos y la mayoría de ellos son anaplásicos (HGSC).

Otros tipos muy raros de cáncer de las trompas de Falopio incluyen el liomiosarcoma, que se originaenel músculo suave de la trompa de Falopioy cáncer de células transicionales que surge dentro de otras células que recubren las trompas de Falopio.

¿Busca algo más que una introducción?

Si desea obtener información adicional a esta introducción, explore estos temas relacionados. Tenga en cuenta que estos enlaces le llevan a otras secciones en Cancer.Net:

La siguiente sección de esta guía trata sobre las estadísticas. Ayuda a explicar la cantidad de mujeres que reciben un diagnóstico de esta enfermedad y las tasas de supervivencia. Puede usar el menú para elegir una sección diferente, a fin de continuar leyendo esta guía.