Leucemia - mieloide aguda - AML - en adultos: Panorama general

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 08/2013

EN ESTA PÁGINA: Encontrará información básica sobre esta enfermedad y las partes del cuerpo que puede afectar. Esta es la primera página de la Guía de Cancer.Net para la leucemia mieloide aguda en adultos. Para ver otras páginas, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla. Piense en esas casillas como un mapa para recorrer esta guía completa. O bien, haga clic en “Siguiente” en la parte inferior de cada página.

La leucemia es un cáncer de la sangre. Comienza cuando las células sanguíneas normales cambian y proliferan sin control. La leucemia mieloide aguda (acute myeloid leukemia, AML) es un trastorno del proceso que normalmente produce neutrófilos, un tipo de glóbulo blanco. A veces se la denomina leucemia mielógena aguda, leucemia mielocítica aguda o leucemia no linfocítica aguda. A diferencia de la leucemia crónica, la leucemia aguda evoluciona rápidamente y, por lo general, requiere tratamiento inmediato. La AML se presenta en personas de todas las edades, pero es más frecuente en adultos mayores de 65 años.

Acerca de los neutrófilos

Los neutrófilos combaten las infecciones causadas por bacterias. Los neutrófilos maduros se desarrollan a partir de glóbulos blancos inmaduros (no desarrollados) en un proceso denominado diferenciación. Generalmente, la producción de neutrófilos maduros está muy regulada. Por ejemplo, el cuerpo produce rápidamente más neutrófilos durante una infección, y regresa a un nivel regular de producción cuando la infección está controlada.

Acerca de la AML

En la AML, las mutaciones adquiridas (daño en el material genético o ADN) en las células formadoras de sangre causan problemas con el desarrollo normal de las células sanguíneas. Esto ocasiona la acumulación de muchas células inmaduras denominadas mieloblastos o blastocitos. Los blastocitos no actúan como células sanguíneas sanas totalmente desarrolladas y no ayudan al funcionamiento del sistema inmunitario de una persona. La gran cantidad de blastocitos también reduce la producción de glóbulos rojos (que transportan oxígeno) sanos y plaquetas (células que ayudan a que la sangre se coagule) sanas. Por lo tanto, las personas con AML generalmente están anémicas (ya que no tienen suficientes glóbulos rojos), son más susceptibles de contraer infecciones (porque no tienen neutrófilos maduros suficientes) y experimentan hematomas o sangrado con facilidad (debido a que tienen un nivel bajo de plaquetas).

Habitualmente, la AML se encuentra en la sangre y en la médula ósea (el tejido rojo y esponjoso que está en el interior de los huesos grandes), pero a veces también se puede diseminar a otras partes del cuerpo, como el cerebro, la piel y las encías. En ocasiones, las células de AML pueden formar un tumor sólido denominado sarcoma mieloide o cloroma, que se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo.

En esta sección se trata la AML en adultos. Lea acerca de la AML en niños.

¿Busca más que un panorama general?

Si desea obtener información introductoria adicional, explore este material relacionado. Tenga en cuenta que estos enlaces lo llevan a otras secciones en Cancer.Net:

  • Hoja informativa ASCO Answers: Lea una hoja informativa en inglés de una página (disponible en PDF) que ofrece una introducción fácil de imprimir sobre este tipo de cáncer.

 

O elija “Siguiente” (abajo, a la derecha) para continuar leyendo esta sección detallada. Para elegir un tema específico dentro de esta sección, use las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla.