Comprensión de los costos relacionados con la atención del cáncer

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 11/2013

Después de recibir una diagnóstico de cáncer, es importante pensar en los distintos tipos de costos que podrían sumarse durante el tratamiento y la recuperación. Esto lo ayudará a determinar el tipo de presupuesto, apoyo o asistencia financiera que puede necesitar. Sus costos personales dependerán de varios factores, incluidos el tipo y la duración del plan de tratamiento del cáncer y el alcance de su cobertura de seguro de salud.

Algunos costos pueden resultar más obvios que otros. Por ejemplo, muchas personas piensan rápidamente acerca de cuánto les costará un medicamento en particular según la cobertura de seguro que tengan. Sin embargo, también existen otros costos, a menudo llamados “costos ocultos”, que deberá considerar. Estos son costos de la vida diaria que aumentan debido a una enfermedad crónica (a largo plazo) y a su tratamiento.

Por ejemplo, sus gastos de gasolina y estacionamiento aumentarán mucho si debe viajar 20 millas hasta un centro de radioterapia todos los días para el tratamiento. O bien, podría sumarse un nuevo gasto a su presupuesto si necesita a una persona que cuide de los niños todos los martes para poder ir al consultorio médico para recibir quimioterapia. Al mismo tiempo, debido a las demandas del programa de tratamiento, quizá deba trabajar menos, lo cual hará que gane menos dinero.

Para comenzar, puede resultar útil agrupar los diferentes tipos de costos en función de su presupuesto y sus necesidades. Las categorías financieras comunes para la atención del cáncer incluyen:

Citas con el médico. Incluye pagos para la atención médica que recibe en cada visita al médico, como un examen físico o un control médico. En la mayoría de las situaciones, su proveedor de seguros requiere que usted pague una tarifa llamada copago cada vez que visita al médico. La cantidad del copago está establecida por la compañía de seguros, no por el médico ni por el consultorio médico. Además, normalmente habrá un pago separado necesario para cada prueba de laboratorio, como análisis de sangre u orina, que se realice en su cita.

Tratamiento contra el cáncer. Incluye pagos para la atención médica que recibe durante su tratamiento del cáncer, como cada sesión de radioterapia. Si está participando en un estudio clínico, es probable que deba considerar otros factores relacionados con el costo. En general, el tratamiento del cáncer puede tener una duración de algunos días hasta algunos meses o incluso años, de manera que deberá planificar, con la ayuda de un médico o enfermero, con qué frecuencia y durante cuánto tiempo tendrá estos gastos en efectivo.

Medicamentos. Incluye pagos para los medicamentos específicos recetados durante su período de tratamiento, como quimioterapia y fármacos para ayudar a tratar los efectos secundarios comunes.

Transporte y viajes. Incluye los gastos que pueda tener debido a viajes hacia y desde el consultorio médico o el centro de tratamiento, ya sea en automóvil, ómnibus, tren o avión. Según dónde usted decida recibir tratamiento, tal vez también necesite pagar un hotel u otro alojamiento.

Gastos familiares y de vida. Incluye costos relacionados con la administración de su casa y el cuidado de su familia durante el tratamiento del cáncer, como cuidado de los niños, cuidado de personas mayores y ayuda para sobrellevar los problemas.

Cuidados del paciente, atención a domicilio y atención a largo plazo. Incluye cualquier cuidado adicional que una persona con cáncer puede necesitar, como contratar a una persona para preparar las comidas o trasladar al paciente a cada cita médica. También podría incluir atención prolongada de enfermería en un centro especializado o los servicios de un asistente de atención médica en el hogar.

Aspectos legales, financieros y laborales. Se trata de los costos que surgen cuando una persona necesita guía profesional sobre aspectos legales, financieros y laborales relacionados con un diagnóstico de cáncer. Esto puede incluir abordar la pérdida de salarios del paciente o del cuidador, aprender sobre derechos laborales según la ley, entender los gastos médicos durante la presentación del impuesto sobre la renta o redactar un testamento.

Pensar en todos estos costos potenciales podría hacerle sentir ansiedad acerca del futuro. Sin embargo, los recursos financieros locales y nacionales o un representante del consultorio de su médico o un proveedor de seguro de salud pueden ayudarlo a comprender mejor estos costos. Si continúa sintiéndose abrumado acerca de su futuro financiero, pídale ayuda a un familiar de confianza, a un amigo, un trabajador social u otro miembro del equipo de atención médica.

Más información

Seguro de salud

La Ley de Cuidado de Salud Asequible (Affordable Care Act) y el cáncer

Preguntas para realizar acerca del costo

Cómo puede ayudar un trabajador social de oncología (en inglés)