9 cosas que debe saber acerca de la inmunoterapia y del cáncer de pulmón

November 14, 2017
Jyoti Patel, MD

La Dra. Jyoti D. Patel es profesora de Medicina y directora de Oncología torácica de la Universidad de Chicago y es editora asociada para el cáncer de pulmón.

Ha habido muchas noticias recientes y apasionantes acerca de la inmunoterapia en el tratamiento contra el cáncer de pulmón. En el último año, los inhibidores de control se han convertido en una herramienta importante para tratar el cáncer de pulmón avanzado. En marzo de 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. aprobó nivolumab (Opdivo) (en inglés) para el tratamiento contra el cáncer de pulmón de células escamosas después de que el primer tratamiento dejara de dar resultados. Luego, fue aprobado para el tratamiento de todos los tipos de cáncer de pulmón de células no pequeñas (non-small cell lung cancer, NSCLC) después de que el primer tratamiento dejara de dar resultados. En octubre de 2015, se aprobó pembrolizumab (Keytruda) para su uso en pacientes cuyos tumores expresan una proteína llamada PD-L1 y que primero recibieron quimioterapia. En octubre de 2016, pembrolizumab recibió la aprobación de la FDA como primer tratamiento para algunos pacientes. Y, finalmente, se aprobó atezolizumab (Tecentriq) para todas las personas con NSCLC avanzado luego de la quimioterapia en octubre de 2016.

Durante décadas, los investigadores han estudiado el rol del sistema inmunitario en el tratamiento y la prevención del cáncer. Y ahora, todas estas aprobaciones recientes de la FDA han hecho de la inmunoterapia un tema de moda. La inmunoterapia, también denominada terapia biológica, es un tipo de tratamiento contra el cáncer diseñado para estimular las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Existen tipos de inmunoterapia más allá de los inhibidores de control, incluidas las vacunas contra el cáncer, los anticuerpos monoclonales y la terapia de células T con receptor de antígenos quiméricos (chimeric antigen receptor, CAR).

La disponibilidad reciente de estos fármacos ha cambiado mucho la forma en la que tratamos a los pacientes. Sin embargo, ¿qué significa realmente la promesa de la inmunoterapia para los pacientes? ¿Cómo sabemos qué tratamiento elegir, cuándo recetarlo y para quién? Esta es mi lista de 9 cosas que debe saber acerca de la inmunoterapia cuando hable con su médico:

  1. ¿Qué es el control inmunitario? Los controles inmunitarios están diseñados para suprimir el sistema inmunitario para que no dañe a los órganos sanos. Las células cancerígenas pueden asumir estos controles de manera que el sistema no los ataque, y, por lo tanto, dejar que las células del cáncer se desarrollen y crezcan. PD-1 es 1 de los muchos controles que utilizan las células cancerígenas. Bloquear el control PD-1 permite que el sistema inmunitario reconozca las células cancerígenas y las ataque.

  2. ¿Cómo trabajan? Nivolumab y pembrolizumab bloquean el control PD-1. Atezolizumab bloquea la PD-L1, que interactúa con la PD-1. Todos estos fármacos se administran mediante una infusión en las venas o de forma intravenosa en el consultorio del médico.

  3. No todos se benefician con la inmunoterapia. Apenas estamos empezando a entender qué factores pueden utilizarse para identificar a los pacientes que pueden sacar el mayor provecho de la inmunoterapia. Los investigadores están estudiando qué puede ayudarnos a predecir mejor si un tratamiento funcionará en una determinada persona, como la cantidad de mutaciones o la cantidad de células inflamatorias en el tumor.

  4. ¿Quién puede recibir nivolumab o atezolizumab? Nivolumab y atezolizumab están aprobados para todos los pacientes con NSCLC avanzado luego de recibir quimioterapia por primera vez, independientemente de los niveles de expresión de PD-L1.

  5. ¿Quién saca el mayor provecho de pembrolizumab? Los pacientes con los mayores niveles de expresión de PD-L1 tienen mayores posibilidades de que funcione el tratamiento con pembrolizumab que la quimioterapia. Sin embargo, únicamente alrededor del 30 % de los pacientes con NSCLC avanzado tienen niveles muy altos de expresión de PD-L1. Podemos medir la expresión de PD-L1 con una biopsia del tumor. Debe destacarse que, en caso de que la biopsia no presente una expresión de PD-L1, esto no siempre significa que la inmunoterapia no funcionará.

  6. ¿Quién puede recibir pembrolizumab? Pembrolizumab está aprobado por la FDA para el primer tratamiento de pacientes con expresión de PD-L1 en más del 50 % de las células. También está aprobado para el tratamiento en pacientes con expresión de PD-L1 en más del 1 % de las células.

  7. ¿Qué sucede con la terapia dirigida? Los pacientes con un tumor en el pulmón con mutaciones del gen EGFR o ALK deben ser tratados con una terapia dirigida en vez de, inicialmente, con la inmunoterapia. Para estas personas, existen mayores posibilidades de que la terapia dirigida disminuya el tamaño del tumor que de que funcione la inmunoterapia.

  8. ¿Cuáles son los efectos secundarios de la inmunoterapia? Los pacientes experimentan menos efectos secundarios con la inmunoterapia que con la quimioterapia, pero los efectos secundarios de la inmunoterapia aun pueden ser graves. Muchos efectos secundarios de la inmunoterapia son las reacciones cutáneas que son similares a una reacción alérgica, pero también existen otros que requieren de atención médica inmediata, como la inflamación de los intestinos y los pulmones o los problemas del sistema endocrino (hormonas).

  9. ¿Qué sigue después en la inmunoterapia? Los investigadores están intentando combinar enfoques para aumentar las posibilidades de que funcione la inmunoterapia, como unirla a otros inhibidores de control inmunitario, a la quimioterapia o a la radioterapia. Los investigadores también están estudiando si utilizar la inmunoterapia combinada con la cirugía o con la radioterapia puede curar a más personas que tienen la enfermedad en un estadio temprano.

Tags: